ONG Fiet Gratia

Cae en Alcoy una red criminal que obligaba a menores vulnerables a prostituirse

Los tres cabecillas de una red de prostitución que captaba menores de edad en situaciones de vulnerabilidad han sido detenidos en Alcoy por delitos de proxenetismo y corrupción de menores. Los detenidos, de nacionalidades rumana y española y de entre 20 y 27 años de edad, se encuentran ahora en prisión preventiva.

La banda criminal, que sabía que algunas de sus víctimas eran menores muy vulnerables que habían sufrido abusos sexuales con anterioridad, obligaba a sus víctimas a publicar fotografías de carácter sexual en una web para captar clientes, obligándolas después a prostituirse en habitaciones de apartamentos que alquilaban con nombres falsos.

Según la Policía Nacional, esta trama ha sido destapada gracias a la denuncia de una de las víctimas, en edad adolescente, que fue engañada por una de sus amistades: tras manifestarle su deseo de independizarse económicamente de sus padres, esta persona le ofreció trabajar en la tienda de ropa de unos amigos, poniéndola en contacto con el jefe, con el que concertó una cita.

Sin embargo, al día siguiente, una pareja recogió en coche a la menor y la llevó a unos apartamentos, donde se encontraba la persona que le puso en contacto y la pareja de esta, ambos en ropa interior. Fue en ese momento cuando le confesaron que no existía ninguna tienda de ropa, que allí se ejercía la prostitución y que ganaría mucho dinero con ello. La menor se negó, pero sí llegó a acceder a captar amigas suyas para prostituirse y a vender tarjetas de visita con mujeres desnudas en posturas explícitamente sexuales.

La red criminal controlaba por completo tanto los servicios, como las ganancias, como a la clientela. Se quedaba con un 40% de los beneficios, obteniendo un 10% la persona captora y un 50% la víctima. Además, uno de los cabecillas utilizaba un grupo de mensajería instantánea desde su móvil en el que había agregado a menores de edad con la intención de convencerlos para ejercer la prostitución.

Fuentes: Diario de Alicante y Las Provincias

Deja un comentario