ONG Fiet Gratia

Un estudio sobre prostitución en Palma rompe con el mito de la “prostituta feliz”

Una investigación impulsada por el Ayuntamiento de Palma -y liderada por la Universitat de les Illes Balears en colaboración con Cruz Roja, Médicos del Mundo y Casal Petit-, ha concluido con una poderosa conclusión tras entrevistar a 60 mujeres que ejercen la prostitución en la capital mallorquina: todas ellas tienen un “deseo explícito” de abandonarla.    

“Ninguna mujer está ahí porque quiere, ninguna sueña con ser prostituta desde pequeña”. Sonia Vivas, regidora de Justicia Social, Feminismo y LGTBI, ha precisado además que, actualmente, hay unas 2.000 mujeres en situación de prostitución en la ciudad, una cifra que con gran probabilidad aumentará en verano, al estar fuertemente vinculada al turismo.

De las 60 entrevistadas -55 mujeres cisgénero y 5 mujeres trans-, que han sufrido violencia machista desde antes de entrar en la prostitución, el 91,5% son extranjeras (el 8,5% son de nacionalidad española), el 60% no ejerce actualmente (frente a un 40% que lo hace de forma intermitente) y todas, para abandonarla, han afirmado precisar antes de un trabajo no precario que les permita vivir a ellas y a sus familias.

Vivas explica que este estudio pone de manifiesto la necesidad previa de estas mujeres por “subsistir”, así como un amor propio totalmente hundido. Además, afirma que muchas de ellas están “muy dañadas” por las situaciones de violencia que viven y por su dependencia a estupefacientes, pues muchas son pagadas por sus propios prostituidores para que “consuman sustancias con ellos”.

El estudio concluye así: “la prostitución es un fenómeno poliédrico y multicausal que se utiliza sistemáticamente como una actividad de refugio ante problemas económicos o la imposibilidad de acceder a un trabajo digno”. Una afirmación que revela la urgente necesidad de buscar soluciones que permitan a estas mujeres acceder a ayudas, formación y empleos no precarios, “crear espacios de denuncia de estas violencias que sean seguros”, mejorar las labores de sensibilización social e institucional sobre la prostitución e invertir más en estudios e investigación.

Fuentes: Diario de Mallorca y Onda Cero.

Deja un comentario